sábado, 6 de marzo de 2010

Las tres verdades de esta noche

el cielo el cielo el cielo
te escupe migajas que alimenten

tu cuerpo y el mío aceptan
los bordes del camino que no recorreremos

caen de tu cuerpo las culpas
emerge del pulpito sagrado

el rojo tejido ensangrentado
hacia tus pisadas y las mías

los harapos blancos mas blancos que nunca
se escapan hacia las montañas

suben al cielo lentos, raudos, seguros, constantes
caen del cielo como culpas, los reciben las gentes como bendiciones

todo es raro en la encrucijada verde de terneras, arboles y arbustos
todos quieren comer todo

tomo tu mano, suavemente
la alzo y me sumerjo en ella

no me saques nunca de aca mai love
no me avises cuando lleguen los guapos

1 comentario:

Re e-volucionad@s dijo...

exelente texto me a gustado mucho cada linea...
saludos